PALABRAS DE LA PRESIDENTA DEL CONSEJO DIRECTIVO DE CEJA

Jenny Willier Murphy

En enero de 2021, acepté con orgullo la decisión de mis colegas de elegirme presidenta del Consejo Directivo del Centro de Estudios de Justicia de las Américas, impulsando la misión de mejorar el acceso a la justicia para millones de personas en el continente.

Sin duda, este periodo ha planteado enormes desafíos políticos y técnicos, sobre todo por el impacto derivado de la pandemia. Esto nos ha obligado a ser flexibles, creativos y apoyar la reorganización del trabajo en CEJA.

En el último año, como institución, hemos desarrollado el programa sobre exigencias administrativas de la oralidad en el llamado “Triángulo Norte” de Centroamérica, que incluye Guatemala, El Salvador y Honduras. Con el aporte del Departamento del Estado/INL de los EEUU, hemos capacitado a secretarias y secretarios de tribunales de estos Estados para la correcta organización y gestión de los despachos judiciales en el sistema acusatorio y adversarial, organizado en base a audiencias. También hemos incorporado la mirada de las y los participantes sobre los retos que se plantean a los sistemas judiciales de la zona, así como los enfoques útiles para la estabilización política e institucional.

De igual modo nos hemos preocupado de consolidar el “Foro permanente sobre Acceso a la Justicia y Derecho a la Salud en América Latina en el contexto del Covid-19”, que nos ha permitido monitorear y entregar propuestas para el restablecimiento de toda la actividad jurisdiccional post pandemia y que esta sea acompañada de herramientas que privilegien la utilización de mecanismos colaborativos de solución de conflictos, fomenten la tramitación procesal electrónica y disminuyan la brecha tecnológica en los países, con un real sentido de urgencia y oportunidad.

Por último, en el ámbito de la capacitación, hemos dictado y consolidado nuestra oferta de cursos virtuales, en los que se aborda temas tales como: “Género y Justicia en América Latina”, “Reforma a la Justicia Civil en América Latina”, “Procesos Colectivos”, “Prueba Pericial en un Proceso Civil Oral”, “Gestión Judicial y Case Management en la Justicia Civil” y “Juicios por Jurados”. Todos ellos han sido desarrollados con una satisfactoria participación de magistradas, magistrados, abogados y abogadas, académicos, académicas, operadoras y operadores judiciales, porque entienden, al igual que nosotros, que la justicia debe avanzar en su oralidad, transparencia, paridad y gestión, especialmente en medio de la pandemia.

Como presidenta del Consejo Directivo de CEJA, me siento especialmente orgullosa porque en esta tarea colaboran consejeras, consejeros y un staff profesional de primer nivel, comprometidos y comprometidas con la ciudadanía y con quienes -desde el ámbito público y privado- buscan que la justicia y el debido proceso no sean sólo un anhelo, sino una realidad que contribuyan al bienestar, desarrollo, respeto de la democracia y paz social de todos los Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA).